En la comarca de los Vélez, los pueblos de Vélez Blanco y Vélez Rubio suman casi una centena de monumentos históricos, entre los que destaca el Castillo de los Fajardo en Vélez-Blanco, originariamente alcazaba morisca, emplazado en lo alto de un cerro. Su vista, soberbia, abarca todo el poblado de casas blancas. En Vélez-Rubio, destacamos su majestuosa Iglesia de la Encarnación y las numerosas casas señoriales.